Espías en la transición, Rafael Fraguas

Salir de la prieta malla de la tiranía de Francisco Franco implicó un esfuerzo colectivo sin precedentes en la historia de España. Hombres y mujeres heridos en su dignidad por una dictadura inhumana, pero movidos por un ideal de libertad enraizado en sus corazones, lucharon a cara descubierta y desde la clandestinidad por derribar un régimen basado en la impostura. Escapar de su trama fue una gesta en extremo ardua. El verdadero rostro de aquel Estado ocultaba su sinrazón tras un velo de silencio y de secreto. Su espionaje creía controlar los pasos de quienes pugnaban por sacudirse el yugo del autócrata. Espías y clandestinos libraron una guerra silenciosa, hasta hoy casi desconocida. Su escenario fue la Transición. Norteamericanos y soviéticos, también británicos y franceses, enviaron sus agentes a España, cuyo enclave tricontinental la convertía en apetitosa presa para sus enfrentados designios. Rafael Fraguas aborda ese aspecto insólito de nuestra historia más próxima y lo hace, como ya nos tiene acostumbrados desde las páginas de El País, con un exquisito tratamiento literario: el histórico parque del Retiro, retablo contiguo del poder militar, naval, financiero y religioso, se convierte en protagonista y callado ámbito de espías y resistentes, repleto de pruebas, pistas e indicios para desentrañar los misteriosos recovecos de aquel duro camino hacia la libertad.

El heredero del diablo, José Luis Caballero

Una intriga sorprendente sobre una serie de asesinatos en plena época nazi, con la figura omnipresente de Heydrich, considerado el heredero de Hitler y muerto en 1942.

Kiel, 1945. Klaus Rotter, miembro de las SS y antiguo inspector de policía, es detenido en mayo por soldados británicos. Al interrogarlo, descubren que es un elemento importante de los servicios secretos del Tercer Reich e íntimo colaborador en su día de Reinhard Heydrich.

Berlín, 1936. El inspector Klaus Rotter es encargado de investigar el cruel asesinato de un alto oficial de la Marina, primero como inspector de la Policía Criminal y luego ya como miembro del Servicio de Seguridad de las SS. Su investigación lo llevará a descubrir otros asesinatos relacionados y algunos secretos de la cúpula nazi que nadie podía imaginar.

El rastro del lobo, José Luis Muñoz

Aribert Ferdinand Heim, conocido como el Carnicero de Mauthausen o el Doctor Muerte, fue uno de los mayores criminales de guerra nazis. Al igual que su colega el doctor Mengele, escapó de la justicia al finalizar la Segunda Guerra Mundial y durante las décadas siguientes protagonizó una interminable lucha para escapar de la acción de la justicia. Joachim Schoöck, un solitario policía de Stuttgart cuyo misterioso pasado se hunde en la tragedia alemana de la guerra, dedicará su vida a seguir el rastro de ese lobo solitario. Heim, destacado como oficial médico en los campos de exterminio, fue un hombre de una crueldad extrema, obsesionado por establecer los límites del dolor físico; un criminal que dejó falsas pistas por medio mundo, murió varias veces, y tuvo una infinidad de identidades ayudado por los miembros de Odessa. Algunas de sus víctimas continuarán presentes en su vida y la recordarán continuamente los años en que reinaba con total impunidad sobre la vida de las decenas de miles de personas encerradas en los campos de concentración.

Carne de trueque, Fernando Martínez Laínez

En Moscú, Raúl Sánchez recibe una orden: «Ramón Santamaría tiene 48 años y es compatriota suyo. Trabaja para la Central, está en Madrid y tiene que morir». Durante la Guerra Fría, varios agentes soviéticos son «liquidados» por un ejecutor sin escrúpulos. ¿Un error de cálculo de los servicios secretos norteamericanos o un estudiado ataque al enemigo? Como dos máquinas mortíferas y despiadadas, la lucha entre ambos agentes será tenaz. Perseguidor y presa inician un juego a muerte por las calles tranquilas y confiadas de Madrid. Nunca antes la caza de un hombre había sido tan brutal, tan salvaje, tan mortalmente humana.

Mujeres espías, Laura Manzanera

Existe una imagen equivocada sobre el papel de las mujeres espías que las reduce a meras seductoras, la traicionera femme fatale. Contra ese tópico, Laura Manzanera narra cómo las mujeres han formado parte esencial de los servicios secretos desde la Antigüedad. Movidas por patriotismo, idealismo, ansia de aventura, amor o venganza, por las páginas de este libro desfilan mujeres de diversas épocas y nacionalidades, ideologías e inquietudes, unidas por el hecho de ser espías en femenino. Inteligentes y osadas, a menudo silenciadas o idealizadas por la literatura y el cine, han sido protagonistas de episodios crucialesde la historia: Virginia de Castiglione yació en el lecho de Napoleón III por la independencia de Italia; Belle Boyd atravesó el fuego cruzado para entregar un mensaje al general Jackson; Josephine Baker viajó por toda Europa con mensajes ocultos en las partituras de su espectáculo. Mujeres espías es un trepidante recorrido por las andanzas de las mejores espías de la historia.